Camisetas para publicidad para extender tu imagen de marca

Camisetas para publicidad, una buena manera de extender tu imagen de marca

camiseta publicitaria

Si tenemos una empresa, seguro que ya sabes lo importante que es conseguir que el cliente pueda conocer tu marca. Es por ello, por lo que las empresas invierten tanto en publicidad: Y es que de nada sirve tener el producto o el servicio perfecto si, a la hora de la verdad, no conseguimos que nadie lo vea.

Un buen recurso para conseguirlo son las camisetas para publicidad personalizadas.

¿Qué tienen de especial las camisetas para publicidad?

Estamos hablando de un tipo de artículo que atraerá la atención del cliente potencial desde el primer momento. En ellas podremos implantar nuestro logotipo, o bien el nombre de la empresa, el servicio que se está vendiendo, el producto en cuestión…

En el momento en el que se lo ofrezcamos al cliente, este lo aceptará, lo que contribuirá a la extensión de la imagen de marca de la forma deseada.

Calidad del tejido

A la hora de elegir camisetas para publicidad, la calidad del tejido se considera un factor clave, ya que determinará la calidad que tiene la prenda, así como la duración de la misma. Por ejemplo, un material por el que deberíamos de apostar es el algodón, ya que es duradero, se puede lavar varias veces sin que se estropee y, además, es económico, por lo que comprar un buen número de estas camisetas no nos costará demasiado.

Otra de las opciones que se nos presenta es el poliéster: este material es el más recomendado cuando las camisetas que vamos a ofrecer son deportivas, ya que son transpirables y ligeras. Tienen una ventaja clave y es que no se pega al cuerpo.

Estilo

También habrá que analizar cuál es el mejor estilo para publicitar lo que queremos vender: por ejemplo, si queremos vender algo que esté relacionada con el mundo del deporte, quizá sería una buena idea usar camisetas deportivas. Tendremos que elegir si queremos ofrecer una camiseta de manga larga, manga corta, de tirantes….

Y es que este detalle, aunque en un primer momento no pueda parecer demasiado importante, puede ser la clave de todo.

Estampado

Pero no solo nos tenemos que basar en la calidad del propio material, o en su estilo, si no también en la que va a tener el propio estampado. Es importante que sea resistente para extender la imagen de la marca de la forma deseada. Si se nos borra a la primera de cambio es muy probable que lo que hayamos hecho sea tirar el dinero.

Además, también tenemos que analizar en el lugar en dónde va ir situado, así como el tamaño. Habrá que seleccionar si queremos el estampado en la zona dentera, en la trasera, en algún pequeño rincón sin que abarque una elevada extensión del conjunto…

Y una vez que tenga en cuenta todo lo anterior, tan solo habrá que elegir un coste ajustado, y así tendremos la inversión en publicidad perfecta.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *