Especialistas en regalos publicitarios personalizados para empresas

bolsa vacía

La cesta está vacía

Regístrate

Crea una cuenta para gestionar todas tus actividades con Ravanetto:

  • Seguimiento del estado de tus pedidos.
  • Proceso de solicitud de presupuestos más ágil.
  • Guarda los productos en la cesta para más adelante.

Iniciar sesión

¿Has olvidado la contraseña?

Técnica de grabado láser

La técnica de grabado láser es considerada una las más modernas del mercado. Una de sus principales características es que está pensada para poder ofrecer una muy buena calidad de acabado además de conseguir los más pequeños detalles.

¿Cómo funciona la técnica de grabado láser?

  1. Lo primero que hay que considerar sobre esta técnica es que no existe contacto entre los cabezales de la máquina con la pieza a grabar. El único punto de unión va a ser el láser. Este mínimo contacto ayuda a lograr la más alta precisión posible.
  2. Realmente lo que hace el láser es provocar un determinado desgaste en el material, así como en el color en cuestión, logrando una estética más o menos diferente dependiendo de la superficie que estamos tratando.

Por poner un ejemplo, no conseguiremos el mismo resultado si estamos marcando unos bolígrafos personalizados metálicos, que si queremos grabar un lápiz de madera. En este último caso, el efecto que puede conseguir el láser puede parecer algo más quemado, que el resultado que se conseguiría al tratar el metal.

  1. Se prepara el artículo para evitar que pueda haber ningún tipo de suciedad y residuo en su estructura que pueda llegar a afectar a la calidad final del marcado.
  2. Debido a que es un procedimiento tan preciso, es crucial que el producto se quede inmóvil cuando vamos a empezar a trabajar con él; es por ello, por lo que se suele introducir en moldes que han sido diseñados para contenerlo.
  3. Finalmente se introduce en la máquina en cuestión.

¿Qué ventajas tiene el grabado láser?

Corte limpio y muy buenos detalles. Esta técnica es tan popular porque es de las pocas que puede tratar los cantos lisos y que consigue unos detalles tan precisos. Tienes que saber que el haz láser tan solo medirá una cuarta parte del diámetro de un pelo de nuestra cabeza, por lo que el nivel de detalle es indudablemente alto.

Velocidad. Otra de sus claves es que esta técnica se puede llevar a cabo a una velocidad increíble, logrando la máxima productividad de la entidad. Cómo no existe contacto con la pieza, el láser se puede mover con mucha fluidez a lo largo de las superficies. Incluso aunque se elija una velocidad alta, siempre se conseguirá la máxima definición.

La única pega que se les puede poner es que no se puede elegir el color del marcado, si no que este vendrá dado por la tonalidad del material que se esté tratando.

grabado laser