Consejos para tus camisetas estampadas

¿Necesitas algún consejo para personalizar una camiseta?

Camiseta estampada

Las camisetas estampadas con una marca o un determinado logotipo pueden suponer el regalo perfecto a la hora de consolidar a nuevos clientes. Se confeccionan con un estampado de calidad que tiene una resistencia férrea al paso del tiempo: de esta manera, lo que hayamos estampado permanecerá mucho tiempo con colores vivos, para realmente ganarse la confianza del usuario.

Todo lo que debes de saber sobre las camisetas estampadas

¿Por qué se consideran el reclamo publicitario perfecto?

El cerebro funciona de una manera muy curiosa: en el momento en el que alguien nos regala algo, aunque el valor no sea muy elevado, directamente hace que nos interesemos por lo que nos pueda llegar a contar. Por esta razón, las marcas utilizan los regalos tanto a la hora de publicitar servicios, como productos.

Otra de las ventajas de regalar camisetas estampadas es que ayudaremos a quedarnos en la mente del cliente. Estamos hablando de algo que van a utilizar de manera habitual: puede que no se las pongan para ir a ciertos eventos, pero si que puede ser un buen recurso para estar por casa, o bien para salir con los amigos.

En el caso de que de cara al futuro puedan llegar a necesitar un producto o un servicio similar, el hecho de tener una camiseta estampada con lo que la marca haya querido les ayudará a que los recordemos de cara al futuro.

También se considera un buen recurso para poder regalar a nuestros empleados. Un pequeño detalle les ayudará a poder trabajar en un entorno mucho más propicio y, además, el empresario extenderá su imagen de marca sobre cualquier persona que pueda estar en contacto con esa camiseta. Por ejemplo, familiares o amigos.

¿Se puede estampar cualquier tipo de camiseta?

Se puede estampar prácticamente cualquier tipo de camiseta. Existen toda una gran cantidad de empresas que se encargan de poder llevarlo a cabo y las posibilidades de estampado son prácticamente infinitas.

El cliente que va a recibir el regalo podrá escoger la camiseta que se adapte mejor a sus pretensiones. Por ejemplo, podrá elegir un material de calidad (como puede ser algodón, poliéster o una combinación de los dos anteriores), el grosor de la prenda, el estilo (si es deportivo, entallado, más o menos personal, así como el color entre otras características determinadas.

¿Qué hay que saber a la hora de crear una camiseta estampada?

Lugar de ubicación del logotipo: Puede parecer un elemento secundario, pero nada más lejos. No será lo mismo que el logotipo aparezca en un lugar céntrico en la zona de la espalda o del pecho, que en un pequeño apartado relegado a la parte inferior o superior de la misma.

Es importante que sepamos que la superficie de estampación es mayor en la zona de la espalda, y es menor en la zona del pecho. Así que, dependiendo de la visibilidad que le queramos llegar a dar, puede que la espalda sea la mejor opción.

Color: El color también es otro de los factores que hay que tener en consideración. Si lo que queremos hacer es extender nuestra imagen de marca, lo más normal es que el logotipo aparezca a todo color. Así, conseguiremos que el cliente pueda recordarnos por la elección de colores que hemos hecho.

Sin embargo, tienes que saber que una camiseta en color costará mucho más que una en blanco y negro por lo que, dependiendo del presupuesto que tengamos entre manos, no te cantaremos por una o por otra opción.

En serigrafía tenemos la posibilidad de imprimir utilizando hasta 6 tintas, o a todo color.

Tipo de público: El tipo de público también se considera algo determinante. Por ejemplo, si vas a ofertar artículos deportivos, entonces deberías de elegir una camiseta técnica que esté orientada al mundo del deporte. Si vas a ofrecer productos relacionados con el mundo de la moda de élite, seguramente tengas que elegir una camiseta algo más sofisticada.

Es importante que tenga sentido: no puedes ofrecer un tipo de camiseta que no tenga nada que ver con lo que vas a vender.

Coste: Aunque el coste dependerá de todos los factores que hemos visto anteriormente, lo cierto es que estampar una camiseta puede ser bastante económico: además, en el caso de que pidamos un gran número de camisetas al mismo tiempo (al por mayor), el coste de las mismas se reducirá de una manera bastante significativa.

En definitiva, regalar una camiseta estampada puede ser un recurso perfecto a la hora de ampliar las ventas de nuestro negocio, o bien el alcance de nuestra marca. Es cierto que esto supondrá una determinada inversión para el dueño del negocio, pero, en cuanto evalúes los resultados, te dará cuenta de que no has tardado en recuperarla.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *