Tipos de serigrafía

Conoce todos los tipos de serigrafía

Serigrafia Ravanetto

La serigrafía es una técnica que se utiliza para estampar, probablemente la más antigua que existe. Estamos hablando de un tipo de técnica muy manual en dónde hacen falta nuestras propias manos para que se produzca la estampación; en los últimos años hemos podido ver como estas técnicas se han ido modernizado con cierta maquinaria.

El principal objetivo de la serigrafía es conseguir transferir un logo/imagen o cualquier otro tipo de recurso a un determinado objeto (cómo puede ser una camiseta, una cartera, mochila, jarras…). Para ello se utiliza una malla que recibe el nombre de pantalla.

El color se consigue de una forma peculiar ya que, por cada color que tengamos, nos hará falta una nueva pantalla y lo mismo sucede con el tamaño, por cada tamaño, nos hará falta otra pantalla diferente. Estas mallas nos sirven para poder transferir la tinta y conseguir el dibujo que queremos.

Aunque es cierto que existen diferentes tipos de serigrafía, estos son los más habituales.

Tipos de serigrafía más habituales

Manual

La estampación con un tipo de serigrafía manual se hace de la siguiente forma:

  1. Se coloca la pieza en la zona deseada.
  2. Se procede a limpiar la pantalla en dónde tendremos contacto con el producto.
  3. Se extiende la tinta con una espátula.
  4. Se hace presión.
  5. Se pasa de nuevo la espátula.
  6. Se aplica el producto en una máquina de secado.

Automática

Con el método de estampación semiautomático, el operario tan solo se tendrá que dedicar a colocar el objeto en la zona en concreto y la máquina hará todo el trabajo.

  1. Colocamos la pieza en la base de la máquina, evitando que queden arrugas en lo que vamos a implantar.
  2. La máquina hace que baje la pantalla y se produce la estampación.
  3. Y así de fácil, el producto irá a parar ya a la máquina de secado.

En el momento en el que se ha conseguido el efecto deseado, el siguiente paso será colocar el producto en unos tuneles especiales de secado. En el caso de algunos productos especiales, la tinta secara al aire.

Las empresas que se dedican a la comercialización de productos personalizados suelen usar este tipo de serigrafiado; ayuda a ahorrar tiempo, así como a abaratar costes.

Circular

La estampación de serigrafía circular está pensada, como su propio nombre indica, para objetos que tienen forma cilíndrica (cómo puede ser un bote de agua personalizado, una jarra, un vaso, vajillas…).

En este caso es la máquina quien se encarga de hacer todo el trabajo.

Con los métodos anteriores también se puede hacer una estampación circular con una mayor o menor calidad, pero requiere de una precisión más elevada, además de que la posibilidad de fallo también se incrementa de forma considerable.

Paraguas

La serigrafía en paraguas es curiosa, porque en realidad es bastante similar a la manual; es decir, que nosotros tendremos que hacer todo el trabajo.

La forma de colocación de la malla es mucho más compleja, y hasta el proceso de secado también lo es.

No se suele usar mucho más que para algún trabajo que requiera de un cierto tratamiento más especial.

 

Estos son los principales tipos de serigrafía que existen.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *