Branding-Art. Cuando el arte y los negocios colisionan
Branding-Art. Cuando el arte y los negocios colisionan
Branding-art y Ravanetto

Branding-art. La marca en el núcleo de esta fusión

El branding-art trata de un soporte multidisciplinar, heterogéneo, que dota de una dimensión más creativa a las marcas. Con esta definición, existe un abanico infinito de posibilidades: pintura, instalación, géneros de vanguardia, arte digital, escultura…

El arte, desde diferentes planos, invade el terreno de la comunicación de marca, y es que ya no hablamos solo de publicidad creativa, sino que vamos mucho más allá. Nos enmarcamos en la integración de la marca dentro del arte contemporáneo.

El campo del arte está siendo utilizado como una manera de transferir mensajes procedentes del mundo empresarial. De esta manera, incluso los espacios públicos y arquitectónicos son elementos susceptibles de acoplarse a los requisitos que engloba la definición de Brandig-Art.

Ayer y hoy del movimiento branding-art

Branding-art y Ravanetto 2

Esto ya se ha visto antes. Andy Warhol ya pintaba en 1985 la primera obra para la Absolout Art Collection. Tomando la propia botella de Absolut como protagonista, esta colección cuenta en la actualidad con más de 800 piezas únicas gracias a artistas como Keith Haring y Damien Hirst.

Crear arte significa abrir la interpretación. Por eso, las empresas se inclinan hacia un diseño artístico; porque parece más diverso para el consumidor. Un cliente en particular proyectará su propia opinión subjetiva sobre el diseño, brindándole una mayor longevidad que a un diseño corporativo corriente; por lo que reforzará el valor y el atractivo de la marca.

De esta forma, el arte se pone al servicio de la publicidad para construir la identidad de un producto. Este método va a funcionar tanto en las vitrinas de los museos de arte contemporáneo como en la publicidad.

La marca artística proviene del movimiento “Brand you”. Esto significa que cada vez es más importante para el individuo tener su propia identidad, exclusiva e intransferible. Es decir, una especie de armadura al aplicar habilidades y personalidad.

Las marcas de productos y servicios quieren atraer a sus consumidores en esta misma onda. Es el caso de Lulu Guinness, diseñadora de complementos que en la actualidad tiene tiendas en todo el mundo. Haciendo uso del Pinc-Art, crea en 2011 su denominado Be a pin-up.

De esta manera, la marca va a demostrar que satisface las necesidades de sus consumidores y aumenta la probabilidad de que se involucren en las redes sociales, tiendas o en su propio sitio web.

Movimiento en alza

Branding-art y Ravanetto 3

La mayoría de las firmas que se someten a una auditoria de marca considerarán el enfoque artístico para su próxima campaña de marketing. Con cientos de marcas que adoptan esta orientación, es importante tener en cuenta las demandas de los consumidores y evitar ser atraídos por la conformidad de tener un atractivo visual.

Así que ya sabes, si tienes una gran idea como tu propia línea de ropa, una empresa; o si necesitas afianzar tu identidad, contacta con nosotros. Todo lo que se te ocurra será realidad en Ravanetto.