La historia del abanico. De Egipto al Merchandising
La historia del abanico. De Egipto al Merchandising
Historia del abanico personalizado

La historia del abanico. Desde los inicios hasta el merchandising de empresas

Los elementos cotidianos como el abanico entrañan mucha historia detrás. Los usamos sin darnos cuenta del proceso de transformación que ha sido necesario para su distribución a las masas como artículos publicitarios o regalos de empresa. Hoy os explicamos como se crearon estos abanicos tan utilizados por todos cuando llega el verano. Desde los inicios hasta la fabricación en masa para preparar campañas publicitarias de todo tipo.

Creemos que puede ser interesante. Te hará pensar un poco más cada vez que veas abanicos personalizados con logotipos de empresa.

Antecedentes históricos de los abanicos – Egipto

Abanico japones

Se podría pensar que los abanicos vienen de muy antaño. Aunque hay antecedentes históricos con los grandes abanicos del antiguo Egipto, estos no iban dirigidos con la misma funcionalidad. Esto es así porque solo eran largas espigas con telas que se utilizaban para abanicarse. La principal diferencia, es que no tenían un sistema de varillas que permitiese plegarse y mucho menos transportar a ningún lugar. Pesados e incómodos, los esclavos eran los encargados de utilizarlos para refrescar a sus amos.

Es cierto que existían abanicos manuales, pero su fabricación (con determinadas plumas de animales) la hacía muy cara; un artículo de lujo que muy pocos se podían permitir, salvo el faraón y su familia más directa. Otra circunstancia diferente sería en Japón, donde el abanico era un elemento decorativo que demostraba la habilidad del artesano y que llevaban las mujeres como una extensión más de su cuerpo.

Los abanicos en el medievo y el renacimiento

Posteriormente, en la edad media, vemos como aparecen los primeros modelos de abanicos plegables. Estos eran articulados, con sus varillas y el ojo, que une todas estas en un punto en común. De esta manera, conseguimos un artículo más estable y cómodo para utilizar durante mucho tiempo. Aunque en esta época, estos abanicos primitivos estaban hechos con mangos de oro y plumas de pavo real o faisán.

Para las clases más bajas era imposible optar a estos regalos tan caros. Aun así, vemos como el estatus y la clase se mostraba a través de estos complementos que llevaban tanto mujeres como hombres; tanto en la corte como en los palacios y casas señoriales.

Abanicos en la edad moderna

Con la edad moderna apareció el romanticismo, en el que el abanico adquirió otro uso diferente al lujo y la clase: el cortejo. Las damas de alta alcurnia y de clases burguesas utilizaban los abanicos para comunicarse con los caballeros que deseaban. Para esto, crearon un lenguaje de comunicación, la campiología, en la que, con determinados movimientos, podían hacer señas a sus amados de determinados estados de ánimo o enviar mensajes.

Por ejemplo, si pasaban los dedos suavemente sobre los bastidores del abanico, implicaba deseo de hablar; si por el contrario se apretaban los labios frente al borde del abanico se traducía como desconfianza o incredulidad. Un uso muy romántico que popularizó este instrumento en todas las clases sociales.

En otro período de la historia moderna como es la Revolución Francesa, los abanicos pasaron una época oscura. Dado que se asociaban a la realeza, los bandos revolucionarios decidieron prescindir de ellos. Aunque no lo consiguieron, ya que al final, crearon los primeros abanicos personalizados publicitarios. Esto ocurrió con la creación de abanicos que al cerrarse tenían forma de bayoneta (fúsil de esta época). De esta manera, se intentaba publicitar de alguna manera todos los ideales de la revolución.

La edad contemporánea. Abanicos publicitarios para merchandising

Abanicos publicitarios

Mucho más tarde, ya en la edad contemporánea, empezaron las agencias de publicidad. La producción masiva de artículos, el acceso al mercado de consumo y el creciente poder adquisitivo de la gente, crearon un caldo de cultivo perfecto para la creación de las campañas publicitarias que promocionaban sus artículos. Estas adoptaron muy pronto los abanicos publicitarios, ya que permitía la expansión de la imagen corporativa de las empresas, con precios realmente baratos.

Y aquí llega Ravanetto, ofreciendo los mejores abanicos personalizados para publicidad, con más de 30 años en sus espaldas ofreciendo una infinidad de regalos publicitarios. Aportando otro capitulo a la historia del abanico. Visita nuestra sección y conseguirás los mejores abanicos. Puedes utilizarlos en bodas, comuniones, bautizos, e incluso, para preparar alguna campaña publicitaria.

Si te ha gustado este post, te recomendamos que visite nuestra entrada que habla sobre la historia de las libretas publicitarias.