Cómo personalizar una sudadera
Cómo personalizar una sudadera
Cómo personalizar una sudadera

Cómo personalizar una sudadera para un uso publicitario: Ventajas e inconvenientes de las técnicas de marcaje.

Ahora que llega el fío y la lluvia, se hace imprescindible una prenda que abrigue y te mantenga calentito ante el invierno incipiente. Como venimos explicando, las empresas necesitan artículos publicitarios útiles a la hora de utilizar merchandising. Expandir tu imagen corporativa depende de que estos artículos salgan a relucir en cuantos más ambientes mejor. Por eso, es muy común que empresas de todo tipo saquen a relucir sudaderas personalizadas para utilizarlas publicitariamente.

El marcaje de cualquier prenda de ropa textil es una tarea bastante complicada ya que todo está conectado (tejido, técnica y posición). El cambio de una de estas variables puede dar a un diseño diferente, o lo que es peor, dar al traste con nuestro objetivo final de expandir nuestra imagen de marca. Si quieres saber cómo personalizar una sudadera, sigue leyendo y tendrás en la mesa todas las técnicas de personalización junto con sus puntos fuertes y sus debilidades.

Paso previo: Elegir los tejidos para las sudaderas

Tendremos diversos tejidos para nuestras sudaderas. De cada uno de ellos dependerá la técnica que podremos usar así como el presupuesto final que tengamos que destinar. Te enseñamos algunos de ellos:

  • Algodón. Clásico material que permite una transpiración adecuada además de tener buenas propiedades para el abrigo.
  • Poliéster. Dependiendo de qué polímero utilices será más o menos transpirable, aunque será el único material que soporte la técnica de transfer de sublimación.
  • Forro polar. Mix de ambos materiales que mejora la calidez de la sudadera además de permitir una transpiración óptima (si bien algo más limitada que el algodón 100%).

Estos serán los principales materiales con los que vamos a trabajar. De momento la cosa es sencilla, también en cuanto a precio. Salvo el tejido polar, todos ellos tendrán unos costes muy similares que permitirán un artículo publicitario útil y adecuado para cada ocasión.

Cómo personalizar una sudadera: Técnicas y procesos de marcaje

Aquí entra en juego el logotipo, eslogan o diseño que quieras implementar en la sudadera. Conociéndolo, sabremos que técnica utilizar y cómo vamos a personalizar tu sudadera.

Serigrafía: Clásica, económica y rápida de producir

Sudadera serigrafiada

La serigrafía es la técnica que conocemos todos. La vemos a diario tanto en sudaderas como en todo tipo de ropa en grandes almacenes y tiendas del sector textil. Lleva tanto tiempo usándose que los procesos de producción son realmente rápidos, y por lo tanto, económicos.

Esta técnica aplica directamente la tinta sobre la sudadera mediante pantallas diferenciadas por color, por lo que admite solamente un número limitado de tonalidades. Aunque si analizamos los logotipos de todas las empresas, descubrimos que un gran número tienen un número reducido de colores por lo que sería suficiente. Además, es versátil en cuanto a tejido, ya que puede usarse en sudaderas de algodón, poliéster o de tejido polar.

Proceso: El diseño a marcar se imprimiría en un fotolito que pasará a la correspondiente pantalla. Este tamiz se pondrá sobre el área de marcaje y se depositará la tinta. Posteriormente, con una espátula, se hará que la tinta pase por este entramado que solo dejará que pase la justa para imprimir el logotipo. Cabe decir que, por cada color que se aplique se deberá de hacer un fotolito y su consiguiente pantalla para conseguir el diseño final.

Este proceso que he descrito será el manual, pero actualmente hay numerosa maquinaria para hacerlo de una manera más ágil dando lugar a una subtécnica: la serigrafía automática.

Ventajas: Rapidez, versatilidad de materiales, económica.

Inconvenientes: Limitación en cuanto a colores, perdida de color con lavados / tiempo.

Bordado: Calidad y elegancia

Cómo bordar una sudadera

El bordado nos lleva al extremo opuesto de la serigrafía. La elegancia que muestra se hace notar en empresas que quieren que sus empleados lleven prendas adecuadas con las que tratar a los clientes, o simplemente para mejorar su imagen de marca. Técnica también usada desde siempre, su metodología es algo complicada pero los resultados son increíbles.

La calidad del diseño dependerá del número de puntadas que queramos aplicar sobre la sudadera personalizada. Asimismo, tendremos limitación en cuanto a tonalidades, pero será más flexible que la serigrafía, pudiendo utilizar hasta 8 colores de hilos. Más que suficiente para cualquier logo siempre que no quieras que sea full color.

Os tenemos que avisar que detalles demasiado pequeños no serían legibles ya que el grosor del hilo no se puede modificar. Siempre recomendamos diseños lo suficientemente grandes para que sean bien visibles.

Proceso: La fase de diseño es algo compleja ya que hay que preparar el diseño con los formatos adecuados para que la maquinaria lo entienda. Posteriormente, configuraremos las máquinas de coser automáticas poniéndoles los hilos de colores y colocando las sudaderas previamente planchadas. Y voila! A partir de este momento, el bordado será rápido aunque debemos de tener cuidado de que no se terminen los hilos y que todo está correctamente configurado.

Ventajas: Calidad de tupido, colores vivos, resistencia al paso del tiempo.

Inconvenientes: Número limitado de tonalidades, proceso laborioso y algo caro.

Transfer de sublimación: La mejor técnica a todo color

Técnica de transfer de sublimación

Las dos técnicas anteriores cubren sobradamente los diseños con colores sueltos, pero se quedan atrás en cuanto a la personalización a todo color de sudaderas. El transfer de sublimación permite este tipo de diseños además de poder implementar fotografías completamente nítidas. Aunque, como en cualquier técnica, presenta ciertas desventajas a su utilización frente a cómo personalizar una sudadera.

Proceso: Esta técnica novedosa consiste en la impresión a nivel microscópico de la sudadera. Puede parecer confuso pero os lo explicamos: la tinta, gracias al calor que aplicamos, pasaría a estado gaseoso sin pasar por el líquido. El gas se aplicará sobre el tejido como si de un espray se tratase. De esta manera, el color pasa a ser parte del material del que está hecha la sudadera, dejando un acabado muy resistente que durará toda la vida útil de la prenda.

Presenta ciertas mejoras respecto al transfer digital, la técnica usada anteriormente para diseños a todo color. Todos hemos tenido alguna sudadera con la imagen de nuestro grupo favorito en la que el color se «desconchaba» con el paso del tiempo. Pues bien, estas sudaderas estaban fabricadas con transfer digital.

Pero también tenemos algunas desventajas. Para el transfer de sublimación necesitaríamos sudaderas de poliéster con al menos un 75% de este material. Si efectuásemos esta técnica con una sudadera de algodón o con menor cantidad de poliéster, el color simplemente no se plasmaría sobre la superficie. Además, para un acabado óptimo necesitaríamos sudaderas blancas ya que los colores del diseño podrían mezclarse con los propios del tejido y algunas tonalidades se perderían.

Ventajas: Calidad de imagen, personalización a todo color, acabado.

Inconvenientes: limitación a poliéster, colores de la sudadera claros o blanca.

Usos de las sudaderas publicitarias

Esperemos que hayáis aprendido a cómo personalizar una sudadera. Son tareas y procesos muy específicos que hay que planificar con cuidado para obtener un resultado satisfactorio. Las técnicas que os hemos mostrado son adecuadas para diversas ocasiones:

  • En campañas publicitarias, la más recomendada sería la serigrafía. Al ser más económica y rápida, podremos cubrir a más gente para expandir nuestra imagen de marca.
  • Vestuario laboral. Un reclamo interesante sería vestir con sudaderas bordadas a todos tus empleados. Ellos lo agradecerán y creará una sensación de equipo que todos tus clientes podrán vislumbrar.
  • Merchandising. Si tienes una tienda de regalos publicitarios o quieres conseguir un pedido de sudaderas a todo color, el transfer de sublimación te dará la oportunidad de conseguir grandes beneficios gracias al acabado que ofrece.

Conclusiones

Cada técnica tiene su momento y su utilidad. Elegir la más apropiada es algo que debes elegir y pensar bien. Aunque con este post seguro que te hemos dado las herramientas más adecuadas para que tengas una idea de cómo conseguirlo.

Si quieres más ideas o eres una persona curiosa, no dudes en visitar nuestro post sobre cómo personalizar anoraks.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *