Especialistas en regalos publicitarios personalizados para empresas

bolsa vacía

Tu cesta está vacía

Regístrate

Crea una cuenta para gestionar todas tus actividades con Ravanetto:

  • Seguimiento del estado de tus pedidos.
  • Proceso de solicitud de pedidos más ágil.
  • Guarda los productos en la cesta para más adelante.

Iniciar sesión

¿Has olvidado la contraseña?

Termograbado

El termograbado es una técnica de personalización en la que se utiliza calor. Para poder llevarla a cabo se utiliza un cuño que ejerce una determinada presión, siendo capaz de transferir el motivo en el momento en el que se trabaja con unas temperaturas que oscilen entre los 100º y los 300º C aproximadamente.

Permite trabajar con materiales tan diversos como puede ser la piel, tela, cartón, madera, plástico, entre otros.

Este cuño está formado por materiales que ayudan a que se transfiera el calor, como el bronce, el magnesio, polímero o aluminio.

El resultado final entraña un determinado efecto de hendido que hace del logotipo algo muy especial; por ello, la técnica de termograbado suele ser la más utilizada por la empresa, cuando quiere ofrecer productos personalizados a sus clientes.

¿En qué consiste la técnica del termograbado?

Se considera una de las técnicas más antiguas que existen, pero, debido a su resultado tan estético, todavía se sigue utilizando asiduamente. También se la conoce con el nombre de “Hot Stamping”.

Lo más normal es que se aplique sin color, pero en algunos artículos sí que se aceptan unas ciertas tonalidades.

Se utiliza un método en el que la película se impregnará con tinta en el momento en el que recibirá una determinada cantidad de calor, logrando el grabado en metal y transfiriéndose mediante presión y calor. Este calor, combinado con la presión, conseguirá el hendido que tanto brillo tendrá en el resultado final.

Para conseguir el hendido del logo, se produce una determinada presión que se lleva a cabo aplicando una determinada temperatura con un troquel, con la misma forma que tiene el logotipo.

Algunas ventajas de usar el hot stamping

  • Rapidez: Es un tipo de impresión rápida y sencilla de llevar a cabo, que permite un tipo de personalización considerada como absoluta al trabajar con diferentes tipos de prendas. Por ejemplo, con la técnica se pueden personalizar desde camisetas o sudaderas, hasta lonas, toldos o diferentes elementos.
  • Series: Otra de las ventajas de la técnica de “Hot stamping” es que podemos llevarla a cabo en tan solo una simple pieza, o bien en pequeñas y medianas series, sin que esto suponga tener que pagar mucho más por artículo. Gracias a esto se consigue un ahorro de lo más importante, siendo una buena idea para todas aquellas personas que tienen problemas de presupuesto.
  • Calidad: La estampación que se consigue es de calidad, duradera, y con una buena resistencia a los lavados. Además, también es capaz de poder aguantar sin problema algunos agentes externos como pueden ser las altas temperaturas, los elevados niveles de humedad, la exposición directa y constante a los rayos del sol…

Uno de sus usos más habituales es el de la impresión de tiquets en diferentes tipos de papeles (por ejemplo, aquellos que se presentan en bobinas), asegurándonos de que no se van a borrar las letras, o bien que estás no aparecerán poco nítidas.

Estas son las principales particularidades del sistema de impresión de termograbado.